Los encuentros Educación, Innovación y otra Economía para un Buen Vivir, buscan plasmar el trabajo conjunto entre miembros de organizaciones sociales, académicos y sectores de la innovación, para la generación de alternativas de Desarrollo que sean respetuosas del equilibrio de la Vida.

La fundación para el Desarrollo Colaborativo ha organizado para el día 1 de Julio del corriente año en el Salón de usos Múltiples de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM, el 1° Encuentro sobre Educación, Innovación y otras Economías para un Vivir.

Dicho encuentro tuvo como temática principal: “El protagonismo de las Organizaciones Sociales en la Innovación Social y Tecnológica para el Tratamiento y la Gestión de Residuos” y contará con la participación de diversas organizaciones sociales y académicas como son: La Cooperativa Territorios en Desarrollo, la Fundación Movimiento de Actores Nucleados para la Organización Social Comunitaria, la fundación Bancos de Residuos del Litoral, el Centro Misionero para la Educación Popular conjuntamente con la Asociación para el Desarrollo Integral y Sustentable y la Multiversidad Popular, la Tecnicatura en Gestión Ambiental del Colegio Martín Moussy, la Agenda Ecológica del Litoral, Educándonos para una Vida Sustentable y la Agrofloresta La Espiral. 

El evento contó con dos partes.  En la primer parte se disertará sobre los siguientes temas:

  •  ¿A qué llamamos otra economía y un Buen Vivir?
  • Panorama global y local de la Gestión de Residuos.
  • La segunda parte consistirá en la presentación de proyectos de innovación
  • Proyecto de Gestión Colaborativa de Residuos (Proyecto Colmena - Fundación para el Desarrollo Colaborativo).
  • Proyecto de Casas Sustentables a partir del reciclaje de botellas de plástico (Asoc. Civil MANOS Comunitarias - Fundación Banco de Residuos del Litoral).
  • Proyectos de la CEMEP ADIS - Multiversidad Popular.
  • Proyectos de la Tecnicatura en Gestión ambiental del colegio Martín Moussy.

Disertaron en dicha oportunidad las siguientes personas: Cr. Fabio Orue, Cr. Mario Elizaincin, Lic. Ernesto Crescente, Susana Rodriguez, Dr. Sebastián Wells, Dr. German Gruber, DI Gabriel Gortari, Samuel Alejandro Zuvilewicz, Ramón Ferreyra, Prof. Neris Gauto, Prof. Raul Aramendy, Prof. Anibal Zena, Lic. María Lourdes Tarnowski, Prof. Ivan Otiñano y Fabiana Biego.

Los Encuentros.

Los encuentros Educación, Innovación y otra Economía para un Buen Vivir, buscan plasmar el trabajo conjunto entre miembros de organizaciones sociales, académicos y sectores de la innovación, para la generación de alternativas de Desarrollo que sean respetuosas del equilibrio de la Vida.

Tomamos como punto de partida el tema de la Gestión de residuos, que es considerado actualmente como uno de los grandes temas a resolver por los estados.

A nivel local, los residuos urbanos se han convertido en un problema que requieren nuestra atención. Cientos de kilos son generados en los domicilios diariamente, y terminan en rellenos sanitarios o muchas otras veces a basurales a cielo abierto, donde contaminan el aire, el suelo y proliferan insectos y roedores. Estos son desechados como basura, mezclados orgánicos con vidrios, plásticos, restos de alimentos, etc. haciendo dificultosa la recuperación de los mismos.

Si nos vamos a lo particular, encontramos que dentro de la sociedad hay personas conscientes de los problemas que acarrean una inadecuada gestión de los residuos, y que han ido incorporando hábitos de clasificación o separación.

Pero su esfuerzo tiene poco valor ya que finalmente los residuos terminan siendo tratados todos con un mismo destino.

Analizando desde el punto de vista económico podemos ver que estamos ante una forma de desaprovechar grandes cantidades de recursos económicos que pueden ser reasignados a la economía local.

El objetivo de este encuentro es justamente visualizar como organizaciones sociales de la provincia han desarrollado proyectos en relación a la gestión de residuos, reconocidos inclusiva nacionalmente e internacionalmente, y que constituyen la posibilidad de dar respuestas a las cuestiones ambientales, sociales y económicas, y que a su vez traen respuestas a uno de los grandes problemas que deben afrontar las gobiernos municipales.

El Buen Vivir: construyendo alternativas de Desarrollo ante el cambio climático y la crisis global.

Desde diversos espacios científicos y desde distintas organizaciones sociales de todo el mundo, surge la advertencia de que estamos ante un panorama de destrucción del planeta y la vida sin precedentes.

Es importante entender que, esta crisis ambiental no está aislada de otras crisis que nos afectan, por el contrario, se encuentra íntimamente relacionada a la crisis económica global que no solamente es financiera , manifestándose también mediante una creciente desigualdad e inequidad, que condena al hambre y a la indiferencia a una gran parte de la población mundial, sumada a la crisis energética, a la crisis de salubridad del os pueblos, de las relaciones humanas y de tantos otros ámbitos que podemos mencionar.

Todas estas crisis están relacionadas por el simple hecho de que, la biosfera y todas las formas de vida en el planeta, son un suceso orgánico, sistémico, no mecánico y fragmentario como lo ve el paradigma social y económico dominante, y por lo tanto la crisis global constituye en realidad  una crisis de civilización, una crisis de la manera en que vemos el mundo y de su resultante: la manera en que nos desarrollamos.

La posibilidad de extinción de la vida en el planeta no es algo nuevo en la historia, pero lo que la hace tan particular esta vez, es que la causa de esta catástrofe somos nosotros, los humanos, y más puntualmente el modelo de desarrollo que impera.

 Ante esta realidad, diversos espacios científicos, académicos y sociales de todo el mundo han generado espacios de encuentro para el replanteo del concepto de desarrollo y de la manera en que nos desarrollamos como especie.

De los mismos se desprende un trabajo conjunto para  la búsqueda de soluciones sistémicas ante el panorama global, que incluye como punto de partida la promoción de los nuevos paradigmas científicos y la recuperación de las cosmovisiones ancestrales, ambas de base sistémica, holista e integral.

En Latinoamérica se destaca el encuentro comunidades originarias, organizaciones sociales, investigadores, intelectuales, estudiantes y vecinos en general que impulsan un fuerte replanteo del paradigma de desarrollo dominante y que a su vez llaman a concentrarse en la cosmovisión de los pueblos ancestrales y en su mensaje de vida en equilibrio con la naturaleza.

Dicho replanteo ha permitido el resurgimiento de una cosmovisión  asociada a los pueblos originarios de este continente, denominada “Buen Vivir”.

La expresión Buen Vivir es un  término que ha sido traducido en Ecuador y Bolivia   de las palabras indígenas Sumak Kawsay (en quechua) –Suma Qamaña (en aymara), Teko Pora (en guaraní mbya) y cuya traducción de manera aproximada (ya que no hay traducciones literales) significan vida en plenitud, en armonía y equilibrio con la naturaleza y en comunidad, por lo que también se le llama el Buen Convivir. 

Saber Comer, Saber Beber, Saber Danzar, Saber Dormir, Saber Trabajar, Saber Meditar, entrar en un proceso de introspección, Saber pensar, es la reflexión no solo desde lo racional sino desde el sentir. Saber amar y ser amado, Saber escuchar, Hablar bien, Saber Soñar, Saber Caminar, Saber dar y recibir, son algunos de los principios que nos han dejado nuestros hermanos originarios. 

El Buen Vivir / Vivir Bien es un viejo-nuevo paradigma, se extiende por el continente y el mundo, pues se refiere a la plenitud de la vida desde una perspectiva  reflexiva pero a la vez práctica y viable, que han estado presente en las mas diversas culturas y civilizaciones censuradas por el pensamiento oficial.

Como corriente de pensamiento, el Buen Vivir nos propone la generación de alternativas de desarrollo, a partir de un replanteo de nuestra manera de ver el mundo, haciendo énfasis en la necesidad de recuperar nuestras raíces que representan cosmovisiones ecosistémicas, y a la vez  adentrándonos en una nueva ciencia emergente que tendrá un enorme impacto social por su cambio de paradigma.

El debate de el “Buen Vivir” (como modelo de desarrollo), forma ya parte de las agendas de los movimientos sociales de todo el planeta, debate que es acompañado en algunos lugares por universidades y academias.

En Misiones, son numerosas las organizaciones sociales que trabajan por los derechos de los pueblos, la conservación de las especies y el Medio Ambiente, la recuperación de los saberes originarios y la generación de una economía social y solidaria, y que  actualmente están generando una red conjuntamente con sectores académicos para la construcción de alternativas de Desarrollo.

La fundación para el Desarrollo Colaborativo es uno de estos espacios que con un rol protagónico vienen impulsando estos encuentros.